Musicoterapia

 ¿Qué es Musicoterapia?

La musicoterapia es una terapia no verbal que utiliza la música, creada en el momento, como elemento terapéutico en sí, con el fin de enriquecer la conciencia y abrir canales de comunicación que promuevan un proceso de crecimiento para favorecer la adaptación social y mejorar la calidad de vida de la persona.

Xevi Compte utiliza dos tipos de abordajes terapéuticos: musicoterapia receptiva y musicoterapia activa-creativa.

La musicoterapia receptiva intenta proporcionar a la persona una experiencia de relajación profunda. La metodología aplicada tiene como eje principal los cuencos tibetanos. El sistema desarrollado por Xevi Compte tiene una característica fundamental que lo diferencia: cada uno de los cuencos tibetanos se corresponde con una nota determinada, por lo que el resultado de su aplicación es musical y terapéutico.

Las características sonoras de los cuencos junto con el criterio musical de su utilización, otorgan a este sistema una eficacia contrastada por más de diez años de experiencia profesional.

La musicoterapia activa-creativa intenta proporcionar una experiencia musical interactiva. Se fundamenta en la creencia de que en el ser humano hay una musicalidad innata. Accediendo a esta musicalidad, el alumno activa su potencial creativo y a partir de ahí se atienden sus necesidades y los objetivos particulares de cada caso.

En la música hay fuerzas dinámicas inherentes y sus elementos (tono, ritmo, armonía, tempo …) son agentes de cambio.

El terapeuta, a través del piano, crea e improvisa músicas que invitan al alumno a participar e interactuar musicalmente, ya sea con el mismo piano o con instrumentos de percusión. Se analizan los elementos musicales emergentes y relevantes y se va construyendo el vínculo alumno-musicoterapeuta, a partir del cual se trabajan los objetivos terapéuticos que se han definido, como por ejemplo la mejora de la expresión verbal, la extensión del tiempo de participación y concentración o el desarrollo de la creatividad.

Xevi Compte hace sesiones de musicoterapia en diferentes ámbitos: escuelas de educación especial, sociosanitarios, centros ocupacionales, unidades de salud mental … Sesiones receptivas o activas en función de los perfiles de las personas o colectivos.

 

¿Quieres saber más sobre musicoterapia y en las áreas que trabajamos? Visita nuestra web de Alquímia Musical.

«Desde el 2007 hago sesiones de forma habitual en escuelas de educación especial. En esta etapa he vivido muchas experiencias que han sido enormemente enriquecedoras. Me las han aportado los niños y niñas, que, pese a tener determinadas discapacidades, han mostrado lo divino a través de un sencillo sonrisa o una transparente mirada de agradecimiento después de sentir la vibración de un cuenco tibetano sobre su cuerpo. No me he cansado de sentir agradecimiento hacia ellos y también hacia las maestras y los maestros que hacen de su profesión un acto de amor. También siento un infinito agradecimiento hacia la vida, que me está permitiendo dedicar mucho tiempo a disfrutar de expandir la música y la vibración sonora de una manera tan y tan provechosa.

Escuelas de Educación Especial donde Xevi Compte hace sesiones habitualmente: Els Joncs (Sarrià de Ter), Els Àngels (Palamós), Palau (GIrona), Joan Riu (Sant Gregori) y L’Arboç (Mataró)

El masaje sonoro, sistema Xevi Compte

Después de una larga trayectoria profesional trabajando con esta metodología con resultados muy positivos en los ámbitos de salud mental, dispacacitat intelectual, personas mayores y desarrollo personal, Xevi Compte ha desarrollado una nueva metodología que aplica los cuencos tibetanos como eje principal. Como característica diferencial que lo caracteriza, cada cuenco tibetano correspont a una nota determinada, por lo que el resultado de su aplicación es musical y terapéutico.

El Masaje Sonoro es un baño de sonido realizado con cuencos musicales y otros instrumentos con el objetivo de aportar bienestar a la persona a nivel físico, afectivo y mental. En el Masaje Sonoro la persona resuena intensamente y profunda con el sonido y la música. Esta inmersión sonora facilita la relajación y la concentración, ayuda a deshacer bloqueos, tensiones corporales y emocionales, contribuye a controlar el estrés y la ansiedad y optimiza la respuesta inmunitaria.

Xevi Comptepianista, compositor y musicoterapeuta, ha desarrollado un sistema de masaje sonoro basado en criterios musicales. Cada sonido de cada cuenco corresponde a una nota musical, y la elección de cada uno de ellos tiene un sentido y una coherencia con todo lo demás. Esta fundamentación en criterios musicales es lo que convierte en exclusivo este masaje sonoro y lo distingue de otros sistemas.

Los instrumentos principales que intervienen en el masaje sonoro son los cuencos tibetanos, o cuencos musicales, como los llamamos cuando éstos tienen una relación musical y tonal entre ellos. En el masaje sonoro también intervienen otros instrumentos complementarios como el timbal chamánico, el didgeridu, los diapasones, los crótalos, etc … aunque estos no son indispensables.

Los cuencos musicales tienen unas propiedades acústicas idóneas para realizar un trabajo terapéutico:

  • La envolvente sonoro caracterizado por un ataque suave y una caída del sonido muy lenta, hace que el sonido se prolongue en el tiempo de una manera considerable, promoviendo la focalización mental.

  • Las ondas binaurales, que estimulan el cerebro y favorecen tanto la concentración como la relajación.

  • La riqueza de armónicos fácilmente audibles, estructurados en unas proporciones intervàl·liques determinadas que despiertan en la persona un espacio interno inmenso y la invitan a dejarse mecer por las armonías y pulsaciones que se van sucediendo.

Ahora bien, a pesar de las fantásticas características de los cuencos, hay que saber cómo utilizarlos para evitar efectos no deseados. Su intensidad, bien utilizada, da consistencia al efecto terapéutico, pero mal utilizada puede inducir efectos negativos.

El masaje sonoro que durante quince años ha aplicado Xevi Compte exige unos recursos materiales y musicales exhaustivos. Se necesitan 20 cuencos musicales y es imprescindible tener conocimientos avanzados de armonía musical para su realización. Aunque la voluntad de Xevi Compte siempre ha sido de compartir y difundir esta metodología, la complejidad material y musical en la práctica han dificultad reproducir su sistema.

Con el sistema simplificado que ha diseñado, el masaje sonoro se puede aplicar con una gran economía de medios y sin que sean necesarios conocimientos musicales avanzados. Tres únicos cuencos, afinados en unos tonos determinados, se convierten en los pilares que soportan toda la edificación musical. El resto de cuencos se suplen por unas secuencias creadas y grabadas por Xevi Compte.

Así pues con este sistema simplificado, la persona facilitadora -con la formación específica – puede realizar el masaje sonoro sólo con 3 cuencos + las grabaciones reproducibles a través de un altavoz.

Vuelos adquirir técnicas musicoterapéuticas o mejorar tus conocimientos pianísticos?

Fórmate de la mano de Xevi Compte, pianista, compositor y musicoterapeuta por la Universidad de Barcelona. Docente en el Master de Musicoterapia de la UB, en el Master de Musicoterapia Transcultural de la UdG y en el Master de Relajación, Meditación y Mindfulness de la UB.

No te pierdas sus cursos totalmente dinámicos y prácticos!

Pin It on Pinterest

Share This